Cartelera de Delia Negro

Comentarios y tendencias sobre arte contemporáneo en Latinoamérica y España

EL COLOR DE OAXACA y “EL ÁRBOL DE LA VIDA” DE LA IGLESIA DE SANTO DOMINGO

leave a comment »

EL COLOR DE OAXACA y “EL ÁRBOL DE LA VIDA” DE LA IGLESIA DE SANTO DOMINGO


Oaxaca, tierra de magia, de luz y de color, es considerada la capital artística de México. Una fértil imaginación identifica a esta región, dotada de un lenguaje pictórico plagado de imágenes irreales y de colores vivos, en una manifestación viva de exuberante explosión visual.

Se habla frecuentemente de “La Escuela Pictórica de Oaxaca” o de “Oaxaca School”, pero esta expresión no debe ser entendida desde el punto de vista estricto de una escuela pictórica con un estilo propio. Este concepto es mucho más amplio y abarca la manifestación ya tradicional, de la expresión de todo un pueblo y su historia.

Para entender este fenómeno social debemos remitirnos al S. XVI y al momento del encuentro de dos culturas, la indígena y la europea. La confluencia del arte milenario de los nativos, con nuevos temas y nuevas técnicas de expresión plástica introducidas por el conquistador, produjo un arte nuevo, enriquecido en su cotidianeidad artesanal o en su idoneidad experimental.

En la bóveda de la Iglesia de Santo Domingo de Oaxaca encontramos un maravilloso altorrelieve estucado “El árbol de la vida”, manifestación barroca y mestiza de una belleza inimaginable. Fusionados “el árbol de la vida” de los cultos prehispánicos con el “el árbol genealógico” de la orden dominica, se produce una explosión creativa sin precedentes, y una vid y sus racimos de uvas se convierten en figuras humanas, que parecen anticipar y garantizar la reproducción permanente de la semilla artística de los habitantes de Oaxaca.

La congregación religiosa de los dominicos jugó papel fundamental y decisivo en el desarrollo plástico de esta comunidad. Ante la necesidad de construir templos y ornamentarlos en su función evangelizadora, esta orden religiosa convocó a artistas peninsulares de primer nivel en las ramas de la pintura, escultura, arquitectura, etc. Entre los más destacados se encontraban Andrés de la Concha, español y Simón Pereyns, flamenco.

Esta especialidad peninsular unida a la destreza y pericia de los artesanos nativos, hicieron posible y desarrollaron el ambiente propicio para que la plástica se asentara en forma permanente en la región.

Todos estos antecedentes explican el fenómeno social que se vive unos siglos después, pero también producen la situación equívoca que se tome excesiva conciencia de calidad artística y que frecuentemente se desvirtúen las piezas del verdadero arte aoxaqueño. No porque venga de Oaxaca, es sello de calidad plástica. La creatividad juega papel fundamental en la concreción del objeto artístico, tanto en su técnica como en su lenguaje expresivo y este no parece ser el común denominador logrado en toda la producción de la región.

La plástica de Oaxaca se ha convertido en nuestros días en industria artesanal y su producción existe en términos de mercado. Debemos ser críticos a la hora de juzgar y no considerar que todo lo que se incluye dentro de la “Escuela de Oaxaca” es tal. Esta tierra fue bendecida por una formación plástica de altísima calidad y excelentes artistas han sido el resultado de ese fenómeno histórico y social.

Surrealismo, realismo mágico, luz y color, se unen a la naturaleza y a los productos de su tierra; materiales exóticos que posteriormente serán trabajados con la pericia del conocimiento milenario de su tratamiento.

Verdaderos maestros como Rufino Tamayo, Rodolfo Morales, Francisco Toledo, Filemón Santiago, Rodolfo Nieto, como otros más jóvenes, Juan Alcázar Méndez, Miguel Alvarado, Fulgencio Lazo son algunos de los ejemplos que podemos apreciar como verdadero arte de la región.

La conjunción entre la magia innata y lo surreal imaginado, los productos de la tierra y el aporte peninsular, liberan una explosión creativa y producen una estética, que hace asumir y tomar conciencia a los oaxaqueños de su propia modernidad.

Queda entonces a los estudiosos del arte mostrar la excelencia y separar el producto de esa explosión, en una verdadera toma de conciencia de la maestría de ejecución y marcar, haciendo visibles, las verdaderas ramificaciones de esa bóveda de la Iglesia de Santo Domingo de Oaxaca.

Delia Negro

Galería

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.

Written by Delia Negro

octubre 4, 2006 a 1:08 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: