Cartelera de Delia Negro

Comentarios y tendencias sobre arte contemporáneo en Latinoamérica y España

Archive for the ‘Jaume Plensa’ Category

MAGDALENA ABAKANOWICZ Y SUS “ABAKANS” DE CHICAGO

with 4 comments

MAGDALENA ABAKANOWICZ Y SUS “ABAKANS” DE CHICAGO

(Si bien esta cartelera está dedicada al arte latinoamericano y español, la obra de esta artista polaca trasciende culturas y merece que se haga una excepción, por su excelencia, por su interacción comunicativa, por su latinidad. Su lenguaje conceptual se acerca a la obra de Jaume Plensa, The Crown Fountain, casualmente situada a pocos metros de distancia.)

My art is a tale of human condition

Magdalena Abakanowicz

En el extremo sur del Grant Park de Chicago, 106 esculturas de hierro se despliegan en un espacio de extensión sorprendente. La instalación presenta un grupo de figuras humanas, que se acercan y se alejan entre sí, en una comunicación que interactúa con el observador y lo invita a participar y a mezclarse al grupo escultórico, pasando a ser parte activa de esa aglomeración…. ÁGORA es su título.

Cada una de estas figuras de hierro, parecen moverse en una dinámica gestual que sugiere discusión, preocupación, argumentación, concentración. Recordando a la antigua Grecia, como su título lo insinúa, estas figuras nos transportan a una representación de lo colectivo… metáfora de ideas compartidas de todo un pueblo, de toda una civilización, que se plantea inquietudes comunes, reuniéndose en un lugar público para la discusión.

Este bosque de torsos humanos en actitud motora, son individuos iguales en su forma, pero diferentes en su textura, en su piel, en su individualidad. Su superficie trabajada mano a mano por la escultora y su equipo, presenta una rugosidad de corteza de tronco de árbol, que nos transporta a la naturaleza, al bosque, y al ágora al mismo tiempo; analogía orgánica que evoca la vida y la supervivencia, basada en la comunicación.

Estos “abakans”, nombre elegido por la propia escultora para sus personajes, se generalizan en el concepto de humanidad, pero al mismo tiempo se particularizan en un derivado de apellido familiar, que los convierte en seres individuales.

Esta obra de Abakanowicz hace referencia a su trayectoria creativa, en una búsqueda de texturas blandas explorada a través materiales textiles, intervenidos por la acción exclusiva del moldeado manual, sin el uso de herramientas mecánicas. Esta agilidad manual es trasladada posteriormente a superficies duras, buscando el desafío de transmitir la energía creativa experimentada por la escultora, repitiendo la acción una y otra vez, creando así el espacio para sus “abakans” en la multitud, sin olvidar la singularidad de cada pieza. La artista conceptualiza la materia dura, revelando el inconciente colectivo, el cual transmite una energía generada en su propia creación.

Transitando de una idea a una forma, de un concepto a una materia, estos “abakans” nos envían un mensaje… la existencia de cada uno de ellos depende del grupo, de su comunicación, de su diálogo y de su acción colectiva.

La experiencia de cada observador debe ser integrarse al grupo escultórico, establecer contacto corporal, táctil y participativo, con una instalación que busca transmitir energía a través de cada superficie, pero que logra su verdadero momento creativo en la unidad de su público con los 106.

Delia Negro

Galería

Creative Commons License This work by www.delianegro.wordpress.com is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License.

Written by Delia Negro

agosto 9, 2008 at 3:17 pm

THE PERSONAL MIRACULOUS FOUNTAIN – Jaume Plensa

leave a comment »

THE PERSONAL MIRACULOUS FOUNTAIN — Jaume Plensa

Ya por el año 1994, el escultor catalán Jaume Plensa, exploraba vías de expresión plástica renovadoras a través de la escultura del espacio público. Buscando su línea expresiva en el tamaño escultórico tradicional y destacando masa, volumen y materia, su obra se concretaba sin embargo en una propuesta de carácter conceptual, creando así toda una filosofía poética que invitaba a la reflexión. Uno de los resultados de esta búsqueda fue la excepcional escultura The Personal Miraculous Fountain, premiada por Henry Moore Sculpture Trust (1994). Creemos que este hecho debe destacarse por la calidad escultórica de esta pieza y por la relación que esta obra de Plensa tiene con The Crown Fountain, la fuente del mismo autor del Millenium Park de Chicago.

En las décadas posteriores al surgimiento del cubismo, el concepto de escultura va sufriendo una re-definición. Hasta ese momento había significado el proceso de representación de una figura real en tres dimensiones. Sin embargo después de este movimiento artístico, ya no será más la representación de una figura real, sino mental o conceptual. La obra escultórica se fue convirtiendo así en objeto de cuestionamiento, de reflexión, de participación y desplazamiento en su interpretación y fue transformando el espacio físico en campo conceptual.

Es así que la obra de Jaume Plensa The Personal Miraculous Fountain se concreta en su representación en fuente de pensamiento, de comunicación, de encuentro con el otro y proporciona materialidad insinuando oralidad. Esa forma oval voluminosa es el origen de la vida, es un huevo contenedor de memoria que evoca el ciclo del eterno retorno. Ese continuo fluir del agua es la vida que no se detiene. La palabra viva está implícita en la materia que pierde su esencia de solidez, para diluirse en el agua de vida y de devenir cotidiano.

Si bien esta escultura posee todos los méritos para declararla una obra excepcional, cobra fundamental importancia, por significar un antecedente de exploración de otra fuente: The Crown Fountain.

Esta última, culminación de volumen escultórico sólido, pero ahora de materia liviana, constituye un lugar de encuentro en una dinámica de bloques de vidrio que se diluyen en agua de vida y en vida en el agua; seres humanos que se comunican y que expulsan un chorro vital sobre otros de su misma especie con los cuales interactúan; imágenes que convocan y repiten ese rito de vida, de agua, de palabras, de sonido, de participación, que se encadenan con un retorno de su propia vitalidad.

Una fuente, otra fuente… de materia, de agua-vida, de agua-sonido, de palabras, de luz, de génesis, de cosmos, de retorno al embrión…este es el lenguaje plástico y eterno de Jaume Plensa, escultor ya consagrado entre los grandes de nuestro tiempo.

The Personal Miraculous Fountain, es símbolo de modernidad y arte conceptual, es génesis de lugar de encuentro, es un antecedente de la fuente de Jaume Plensa, The Crown Fountain del Millenium Park de la ciudad de Chicago.

Delia Negro

Galería

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.

Written by Delia Negro

marzo 27, 2007 at 2:01 am

EL DIÁLOGO DE LA FUENTE DE JAUME PLENSA – CHICAGO

leave a comment »

EL DIÁLOGO DE LA FUENTE DE JAUME PLENSA – CHICAGO

 

vea fotos de la fuente en flickr (etiqueta : jaume plensa)

Dos estructuras transparentes de purísimos bloques de vidrio se alzan frente a frente, sobre una superficie plana y extensa de granito negro. Un espacio vacío y luminoso, cubierto por un velo acuático que se desliza y escurre, separa estas estructuras, creando reflejos brillantes y opacos sobre la superficie. En esas formas prismáticas de agua pura y sólida a la vez, aparecen proyectados rostros de habitantes de la ciudad, que sonríen, que expresan preocupación, cansancio o alegría, que transmiten estados de ánimo, que viven… en el vidrio, en el agua, en la imagen.

Cada expresión facial, oficiando como mítica y tradicional gárgola, multiplica significados y plantea un nuevo diálogo que invita a participar al espectador, el cual debe estar dispuesto a colaborar y a entrar en el juego. Y es en esa participación e incorporación del observador, que la escultura se completa y el hecho artístico alcanza su culminación. El público ingresa a ese espacio vacío, a ese escenario y pierde sus inhibiciones, comienza a expresarse naturalmente; es así que la dinámica expresiva se incorpora a ese todo y continúa creando el hecho artístico y multiplicándolo en cada observador que se suma al acontecimiento. El espectador pasa entonces a ser parte integrante del lenguaje estético.

Y esa magia se transmite y se contagia, la fuente de Jaume Plensa ahoga el ruido de la ciudad y convoca a la comunidad a la participación y a la interacción, rescata actitudes y posturas perdidas en la memoria colectiva; cada persona olvida la vereda de enfrente y se suma al rumor del agua, de la naturaleza; cada persona se mira a sí mismo y abandona, por un tiempo al menos, la postura rutinaria y obligada que exige el mundo de hoy. La escultura está relacionada con el tiempo de cada uno y el tiempo es la esencia del trabajo de Plensa.

Propagación del yo, extensión de sí mismo, prolongación del individuo, es la invitación que nos formula esta nueva escultura, que se suma al acerbo artístico de la ciudad de Chicago. Ella nos sugiere la comunicación, concepto paradójicamente tan olvidado en esta era de las comunicaciones; pero nos sugiere una comunicación distinta: intimista y colectiva. En la Fuente Crown el significado de comunidad cobra importancia, como “cercana vecindad” y como “diversidad internacional intercomunicada”. La palabra no es pronunciada, pero está ahí, latente en cada rostro y sugerida por la imagen cambiante de cada estructura. Ella es el vehículo de cada individuo para salir de sí mismo y para alcanzar al otro, mientras que los gestos engalanan y complementan esa expresión.

Jaume Plensa ha creado una fuente que habla y la tecnología le ha servido para plasmar su idea, para lograr esas transformaciones faciales que complementan la imagen, la definen y la concretan. La propuesta del escultor catalán es discurso literario y coloquial, poético y narrativo, íntimo y público. Es que a Plensa le gustan las dualidades: líquido y sólido, rumor y silencio, vacío y materia, transparencia y color.

Este nuevo concepto sobre el uso del espacio público es producto de una revisión de la función que cumple la escultura, revisión digna de este nuevo siglo que estamos comenzando, que hace del Millennium Park de Chicago un espacio de vanguardia y un objeto artístico en sí mismo, un museo abierto y palpable. Para el artista catalán la escultura ya no es más una forma, es un contenido. El mundo ha cambiado y la obra de arte pasa a observarse como el plano de un proceso del pensamiento.

La escultura no ocupa un lugar en el parque, sino que lo crea; y este espacio vacío concebido por Plensa, convoca, habla y comunica, crea el silencio. Toda fuente es un punto de encuentro, pero el cambio en este caso, radica en que el uso creativo del espacio público la transforma de materia en contenido. Esta fuente transmite un mensaje.

Tradicionalmente una fuente ha sido vista como lugar de encuentro, como caudal de vida, como objeto intocable, digno de ser observado como objeto museístico. Como nos decía Manuel Machado la fuente… “no se callaba…saltaba, charlaba” pero “nadie sabía lo que decía”. Con la propuesta de Plensa el cambio es radical, el objeto artístico del espacio público deja de ser forma para pasar a ser contenido, ya no es materia solamente, sino que es concepto, idea y pensamiento; recibimos el mensaje, hemos descifrado su lenguaje.

El escultor catalán usa la forma, el color, el agua, el vidrio, la luz, la tecnología como vías de expresión de sí mismo y de la comunidad. El encuentro entre el objeto artístico y el destinatario se produce y el puente se establece.

La fuente de Plensa es fuente de agua, pero es también fuente de comunicación, de energía, de vida, de belleza… pero de la belleza que emana de las ideas. Es el triunfo del individuo sobre la materia.

Delia Negro

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.

Written by Delia Negro

agosto 27, 2006 at 6:50 pm