Cartelera de Delia Negro

Comentarios y tendencias sobre arte contemporáneo en Latinoamérica y España

Posts Tagged ‘Carrara

BUSCADOR DE LUZ Y TRANSPARENCIA EN LA TERCERA DIMENSIÓN

with 3 comments

PABLO ATCHUGARRY …

BUSCADOR DE LUZ Y TRANSPARENCIA EN LA TERCERA DIMENSIÓN

Atraído por una sensibilidad vivencial de inmigrante, heredada de sus antepasados inmediatos, el escultor uruguayo Pablo Atchugarry orienta su quehacer artístico hacia un encuentro con una de las fuentes originales del arte estatuario, la tierra italiana y el mármol de Carrara. Estos dos componentes serán reveladores del quehacer creativo del artista y acelerarán un proceso evolutivo de su sensibilidad, que buscaba encontrar vías de expresión más significativas en la materia y en la tercera dimensión, dentro de un espacio profundo y envolvente.

Ya en tierra italiana y en pleno proceso de exploración, las circunstancias lo llevan a recibir un pedido de una escultura en mármol de Carrara y es así que la materia viene a su encuentro para sellar una vinculación definitiva y permanente del artista con esa piedra mágica, la cual es en la actualidad, su mayor motivo de inspiración. Su inteligencia creadora se concreta entonces en una labor sin retorno, en una búsqueda constante de transparencia y pureza, de movimiento y verticalidad, de comunicación y síntesis, entre la escultura clásica y la contemporánea.

Atchugarry comienza su trabajo eligiendo él mismo su materia prima: el mármol más puro y traslúcido que se extrae en la región. Ese bloque de piedra le transmite una energía especial y una emoción, que le permiten adentrarse en ella y descubrir el significado que ella encierra.

La obra de este escultor es una síntesis de pensamiento y emoción, de imagen plástica y verticalidad, de espacio y luz, de pureza estética mediterránea, de liviana percepción visual, que se definen en un movimiento milenario de pliegues en tensión, que definen un estilo, una personalidad y un mensaje individual hacia lo colectivo.

Su honestidad intelectual y su perseverancia en la búsqueda de la forma, lo llevan a concebir un lenguaje estético compartido con los trabajadores de las canteras…ellos son parte importante de la elección de cada bloque, ellos son parte de la iniciación del proceso creativo. A continuación, la misión del artista es liberar la forma, haciendo intervenir a su imaginación, sensibilidad e inteligencia creativa.

“Soñando la paz” es una instalación de ocho esculturas, presentada por el artista en la 50 Bienal de Venecia en el año 2003. Esta obra es una danza blanca de líneas verticales, que eleva sus formas hasta un espacio desconocido, y que canta, pidiendo y buscando una unidad. Ella demuestra una vez más, cómo la plástica puede pensar en la paz y contribuir con ella. “Soñando la paz” es una obra individual y de pensamiento único, que sin embargo puede convertirse en colectivo, al ser expuesto en un espacio “coral” (usando palabras del artista) y comunicador. Sencillamente otro Guernica que denuncia con una tensión estética y grupal, colectiva y sonora.

Actualmente Pablo Atchugarry mantiene dos talleres entre los cuales distribuye su tiempo creativo, uno en Lecco, Italia, cerca de Carrara y otro en Manantiales, cerca de Punta del Este, Uruguay. Es así que el artista mezcla el aire del Lago di Como, presencia permanente en su infancia y añorada por una abuela italiana que la alimentaba, con el aire puro de una tierra todavía salvaje y natural, de arenales y océano, sobre el Atlántico Sur, que le proporciona el ambiente adecuado para liberar su creatividad y seguir soñando con la paz….desde su estudio y desde su mundo interior.

DELIA NEGRO

Galería

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.

Written by Delia Negro

febrero 13, 2007 at 2:53 pm

JIMÉNEZ DEREDIA Y SU IMAGEN GEOMÉTRICO – FIGURATIVA

with 4 comments

JIMÉNEZ DEREDIA Y SU IMAGEN GEOMÉTRICO – FIGURATIVA

La Academia delle Arti del Disegno de Florencia ha incorporado como miembro activo de esa institución al escultor costarricense Jorge Jiménez Deredia. Como primer artista latinoamericano que recibe ese honor, Jiménez Deredia puede ser definido también como pensador y filósofo. Su obra es el producto de una reflexión profunda sobre sus orígenes, y tanto su plástica como su vida se convierten en una recuperación del pensamiento vivido y heredado, de una cultura ancestral. Su utopía es recuperar la esencia del ser y el sentido de la circularidad, que lo conducen directamente a los orígenes del hombre. Su expresión plástica se conecta con la visión simbólica del pasado; lo recupera, lo incorpora y lo comparte con el espectador, en una retrospección colectiva de carácter circular.

Jorge Jiménez nació en el pueblo de Heredia en territorio costarricense y ese afán de volver al punto inicial de ese todo esférico y circular, lo lleva a adoptar como segundo apellido el lugar de sus orígenes. Es así que Jiménez Deredia trasciende su herencia familiar, profundizando su búsqueda en el devenir histórico de los Borucas, pobladores del suroeste de Costa Rica en la época precolombina.

La filosofía de este escultor se inicia en la observación de emblemáticas esferas precolombinas de una antigua civilización de hace más de 4000 años.

El impacto racional de estas imágenes, el círculo, la esfera y la forma cerrada resultante, marcan en él el inicio de una incansable búsqueda geométrica hacia la medida, el orden, la exactitud en la proporción, tanto en la vida como en la expresión plástica. Esta exploración lo llevará a Italia y a residir cerca de Carrara, y será allí donde encontrará los materiales y el ambiente propicio, para cerrar y unir los dos extremos de ese círculo expresivo, plástico y racional iniciado un día en su tierra natal.

Su vida es una constante investigación metafórica a través del arte, durante la cual recorre la idea de inicio y final en cada creación y para la cual se siente llamado por una fuerza vital de esférico creativa ineludible.

El concepto de la transmutación de la materia, lo lleva a alcanzar la casi desaparición de la misma, despojando al mármol o al bronce de sus propiedades esenciales, el peso o la rigidez, haciéndolos flotar en una sola forma, la esférica, origen de todas las cosas. En el sentido de la transmutación se encuentra el significado mismo de la transformación de la vida y en este escultor el proceso creativo es el motor de la imagen volumétrica.


La reciente exposición del mundo geométrico-figurativo de Jiménez Heredia en los Jardines del Bobolli en Florencia, dio lugar a ese reconocimiento de la Academia delle Arti del Disegno. En ese verde y artístico escenario, la naturaleza hizo suya cada pieza escultórica, incorporándola a su esencia vital, reintegrándola a su mundo vegetal y a su constante transmutación…uniendo así dos extremos de una filosofía que nace en el mundo de los Borucas y que se completa en el orden, equilibrio y transparencia de las tierras de Carrara.

Delia Negro

Galería

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.

Written by Delia Negro

noviembre 25, 2006 at 9:49 pm